Retrovisor vital.

Foto | Camino Freiría

Foto | Camino Freiría

Te dejé hace nueve años. Nuestra relación ya no podía dilatarse más que tu ventrículo izquierdo (Reparación de Junta de la culata, 2007). Demasiados tornillos flojos en tu chasis óseo, fallos en los elevalunas menguantes de media noche, el cierre descentralizado de tu boca…

Desde entonces, debes saber, que mi vidómetro avanza a más de 270 kilómetros/ hora pero se me hace tarea imposible olvidarte. Zona azul, zona verde, zona multicolor…¡qué se yo!. Parkings públicos, privados, autopistas, caminos sin salida… estás en todas partes.

Hoy sé que te vi. El parpadeo inconfundible al poner los ojos de posición, te delataron. Ahora, más cerca, observo minuciosamente todos los recuerdos en el retrovisor vital compartido.

Luces de emergencia.
Parpadeo.
Inspección Técnica de Ventrículos.
Aquí te espero.

Ojos | Camino Freiría    Palabras | Iria Otero
Anuncios