por Iria Otero Fernández

“A veces pienso que los átomos son personas diminutas que tienen muchísimo miedo y que están dándose la mano todo el rato. Me imagino que mi cuerpo está formado por gente diminuta y asustada que coge tazas y libros hechos de otra gente diminuta y asustada. Y cuando te acuestas con alguien no sois más que un montón de gente diminuta y asustada que se da la mano. Pienso en la gente diminuta que me compone y me siento menos solo. Soy un ejército de personas diminutas que lo hacen lo mejor que pueden. Trabajan en un edificio alto (mi cuerpo). Tienen reuniones y fiestas y líos de oficina. Cuando vomito, es la gente que ha sido despedida. Cuando como, estoy contratando. Cuando me mareo, es un simulacro de incendio. Cuando me muera, las personas diminutas (mis huesos) se quedarán durante más tiempo porque no querrán admitir que todo ha terminado”.

Ben Brooks (2013). Lolito.

Anuncios